El mercado de la cocaína en España.

Descargas

Publicado

September 4, 2008

Categorías

Licencia

Creative Commons License

Esta obra está bajo una licencia internacional Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0.

ISBN

9789586601313

Autores/as

Olmedo Vargas Hernández
Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia
https://orcid.org/0000-0002-4442-6404

Resumen

Cuando se habla de narcotráfico, inmediatamente surge la idea imaginada de Colombia; esa idea es la que cotidianamente los medios de comunicación crean con sus informes y noticias, casi siempre relacionados con los enfrentamientos militares del Ejercito del Estado y los paramilitares contra las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)o del Ejército de Liberación Nacional (ELN), con los millones de campesinos desplazados, con las organizaciones de mafiosos y con las fluctuantes relaciones de Colombia con sus vecinos, particularmente con Venezuela y Ecuador. La idea de narcotráfico también se relaciona de manera automática con las operaciones de la DEA y del Departamento de Estado estadounidenses y con la movilización de cientos de marines y soldados cargados de la más moderna tecnología, para controlar la producción de coca y el tráfico de cocaína, que por cientos de rutas y a través de muchos pasos se dirige desde los países andinos hacia las fronteras de México y Estados Unidos. Personajes extravagantes que se movilizan en agresivas caravanas de camionetas todoterreno con vidrios polarizados o en extraños coches deportivos, con hermosas preseas femeninas, rumbo a algún casino playero, son el estereotipo del narcotraficante pueblerino de los países tropicales. Pero casi nunca nos imaginamos al elegante gentleman sentado en amolladas sillas frente a un amplio escritorio en el que solamente existen un ordenador de última generación y un elegante tarro grabado con paisajes, del que selecciona con prontitud plumas y bolígrafos de marca; su entorno es casi siempre una amplia oficina vidriada con el fondo natural de la gran ciudad y circundado por dos rincones cargados de las más diversas expresiones estéticas del arte moderno; desde allí, el moderno narcotraficante dirige las operaciones de envío, tránsito y recepción de los cargamentos, conversa telefónicamente con sus agentes financieros, ordena y dispone sus cronogramas de desplazamientos por los centros internacionales y, de vez en cuando, saborea un 'escoces' para concertar la última cita del día con su nueva pareja, cuyo encuentro ha de realizarse en un reservado especial del restaurante de moda.

Capítulos

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Referencias Bibliográficas